#HermanMiller Authorised Dealer Partner Spain Naugthone – Colebrook Bosson Saunders – Maars Living Walls – Famo – Offecct – Caimi Brevetti – #Vitra

Madrid +34 914 917 667
Barcelona +34 633 033 885
distritohm@distritohm.com

SHOWROOM
Calle Albasanz, 15
Edificio A, Planta Baja
Madrid, 28037

Distrito HM

La oficina que motiva. Qué es y por qué es importante

Ya sabemos que donde haya un buen cheque en recompensa a tu trabajo a final de mes, el trabajador siempre estará satisfecho. Esto, como el gran dicho “el dinero no da la felicidad, pero ayuda”, puede ser cierto. Pero, ¿realmente solo un buen sueldo es suficiente para que vayamos contentos a la oficina? Creo que todos estaremos de acuerdo en que no. Todos queremos la oficina que motiva

¿Qué se valora más para que un espacio de trabajo nos aporte lo suficiente y nos motive a levantarnos por las mañanas e ir con ganas a trabajar?

Las personas no solo son hormiguitas que van a producir a destajo. Somos seres humanos con necesidades fundamentales y comunes a todos, sin diferenciar entre culturas o ubicación en el mundo. Os vamos a hablar sobre nuestra individualidad y nuestra necesidad de pertenecer y de interactuar.

Qué tiene que tener la oficina que motiva

Básicamente, y sin tener que recurrir a elementos extraordinarios que jamás realmente usaríamos en nuestro día a día fuera de la oficina, un entorno de trabajo tiene que ser:

1.- Un entorno agradable y confortable.
2.- Un entorno al servicio del trabajador.
3.- Ofrecer mobiliario dinámico, versátil, ergonómico y saludable.

La oficina que motiva tiene lugares para socializar

La oficina que motiva tiene lugares para socializar

¿Cuánta gente se para a pensar realmente la cantidad de horas que pasamos en la oficina y como nos afecta su diseño? ¿Por qué tenemos nuestra casa cómoda y funcional y sin embargo no ofrecemos lo mismo para la oficina?¿porqué no buscamos la oficina que motiva?

La oficina ha de ser una prolongación de nuestra vida cotidiana y debemos sentirnos igual de cómodos dentro y fuera de ella, al menos en cuanto al espacio se refiere, claro está. El espacio de trabajo de la oficina debe romper esa barrera psicológica que supone para la mayoría de las personas levantarse por las mañanas para ir a ese entorno tan diferente y hostil respecto a nuestro hogar.

Recuerdo que estudiando la carrera me enseñaron dos tipos diferentes de diseño: el residencial y el de contract, o de trabajo/espacios públicos. En los proyectos de oficina solo se nos pedía tener en cuenta los puestos de trabajo, despachos, recepción…

Afortunadamente, los tiempos están cambiando y nos damos cuentas de que, sí, somos personas. Y necesitamos que se nos trate mas humanamente, incluso en el entorno de trabajo.

Como seres humanos que somos, en nuestras casas tenemos ciertas estancias que tienen sus funciones, para socializar así como para poder estar a solas: la cocina, el salón, el rincón para leer, ¡o incluso el baño!

Estas formas de vivir han de reflejarse también en la oficina, puesto que son formas naturales de VIVIR. Se trata de tener una oficina que motiva.

El factor social es clave en nuestras vidas.

Ya desde los tiempos de los cavernícolas era necesaria la convivencia en comunidad y trabajar y colaborar en grupo. Forma parte de nuestra naturaleza.

De hace unos cuantos atrás, son cada vez mas empresas que han ido proporcionando a sus empleados la posibilidad de trabajar desde casa según el denominado “teletrabajo”. Sin embargo, está demostrado que la colaboración face-to-face, o cara a cara, ese contacto directo entre compañeros, es necesario para mantener las ideas aflorando espontánea, fluida y continuamente. Allá donde la colaboración ocurre con mayor facilidad es donde las ideas y la innovación surgen rápidamente. Y allá donde esto ocurra será donde se prospere antes…

Para añadir confort y bienestar en la oficina, es fundamental poder reflejar lo que vivimos en nuestra comunidad. Es decir, en nuestro día a día. Si conseguimos implementar este concepto contribuiremos en buena medida a eliminar esa barrera psicológica de diferencia casi planetaria entre nuestros entornos: la plaza, los distritos, las calles, la gran avenida, el teatro, el café de la esquina…

¿Por qué no tenemos una zona común donde podamos reunirnos informalmente, quizás descansar un poco, pero a la misma vez podamos hablar sobre el trabajo? Una zona donde pueda llegar alguien y unirse a nosotros. ¿La zona de estar? En la ciudad nos encontramos en la plaza. ¿Por qué no incorporamos estos dos conceptos a la oficina?

¿Cuál es la zona de nuestra casa donde más se socializa?

¿Ya lo has pensado? ¿El salón?

¡No! ¡Equivocado!

¡Es la cocina!

No vamos a decir que pongamos la cocina en mitad de la oficina, pero ¿dónde empezamos el día o nos encontramos muchas veces? ¿Y por qué tenemos conversaciones interesantes en este entorno en casa o en los restaurantes?

Piénsalo, incluso si organizas una fiesta en casa no importa el tamaño que tenga la cocina, ¡todo el mundo acaba en ella!

¿Qué tal si situamos la zona social del café, o donde tomar un pequeño refrigerio o merienda, en la zona común a todas las personas? ¿Una zona que, seguramente, es además un punto de encuentro natural del edificio para todas ellas?

La oficina que motiva: necesitamos nuestra individualidad

La oficina que motiva permite la personalización

La oficina que motiva permite la personalización

Está claro que necesitamos nuestros tiempos a solas. En casa, dependiendo de como sea el espacio, algunos afortunados pueden disponer hasta de su despachito particular. Otras veces aprovechamos esos pequeños (o no tan pequeños) rincones donde solo nosotros podemos estar con nuestra propia privacidad. Pero es esencial y todos lo sabemos.

¡Buenas noticias! A pesar de los entornos abiertos que hoy predominan en las oficinas, también empezamos a darnos cuenta de este factor tan importante. Nos empezamos a dar cuenta que muchas veces, aunque no por largos y continuos periodos de tiempo, necesitamos retirarnos del resto del equipo y estar aislados para bien, relajarnos un poco, o todo lo contrario, poder concentrarnos bien para llevar una tarea a cabo.

Hoy en día, hay muchas formas diferentes en la oficina de proporcionar estos peculiares rincones sin tener que sacrificar grandes superficies o instalar grandes estructuras.

¿Crees que tu oficina te motiva cada día a trabajar?

¿Quieres conocer más sobre algunos de estos conceptos o verlos y experimentarlos en persona?

En Distrito HM te contaremos mas sobre el concepto LIVING OFFICE de HERMAN MILLER y te ayudaremos en la creación de tu espacio de trabajo motivante.

Ponte en contacto con nosotros que estaremos encantados de ayudarte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies